Ausblick Stephansdom Wien - View from St. Stephen's Cathedral Vienna

3 DÍAS EN VIENA

¿Es la primera vez que visita Viena y no está seguro de a dónde ir? Hemos elaborado para usted un programa de 3 días, que le garantizará poder ver lo más destacado de Viena y no perderse ninguna atracción importante.

Día 1: En el corazón de Viena.


Lo mejor es comenzar su día con una especialidad clásica vienesa (el Wiener Melange) y un trozo del tradicional strudel de manzana en el Vienna Welcome Center. Una vez haya experimentado la cultura de los cafés vieneses, podrá obtener consejos directamente de nuestros profesionales de Vienna Welcome. Les atenderán con mucho gusto y responderán a todas sus preguntas sobre la ciudad de Viena. El Vienna Welcome Center ofrece el lugar de partida perfecto para las visitas turísticas en Viena. Justo enfrente se encuentra la mundialmente famosa Ópera Estatal de Viena. Después de visitar la espléndida Ópera Estatal de Viena, es una buena idea unirse desde aquí a un paseo guiado por la ciudad, incluido en el Vienna PASS. Si prefiere explorar la ciudad por su cuenta, todo lo que necesita hacer es mirar a su alrededor y, después de unos minutos andando por la calle Kärntner Straße hacia abajo, podrá ver el monumento más emblemático de Viena: la Catedral de San Esteban.

La Ópera Estatal de Viena es también un punto de partida ideal para visitar numerosos museos. En las inmediaciones encontrará el museo Albertina, que tiene una de las colecciones gráficas más grandes y valiosas del mundo. Desde el Albertina a través del jardín del castillo, pasando por la casa de las palmeras (Palmenhaus), por la estatua de mármol de Mozart y por la estatua de bronce del emperador Francisco José, se llega directamente al Hofburg. El Hofburg tiene algo que ofrecer a todos los visitantes de Viena. Puede elegir entre dejarse fascinar por el esplendor de la Emperatriz en el Museo Sisi, o echar un vistazo entre bastidores a la más antigua y última escuela de equitación para el arte ecuestre clásico, la Escuela Española de Equitación: la decisión es suya. Eso sí, no debería perderse ninguno de los dos.

Después de pasear por el centro de Viena y sentir la fascinación de la ciudad barroca, puede ir a cenar a la Torre del Danubio para disfrutar de la mejor vista de Viena. Apartadas del barrullo y del ajetreo de la ciudad, las delicias más clásicas de Viena le esperan a 170 metros de altura, con una impresionante vista panorámica de 360° sobre la ciudad. Disfrute, entre otras cosas, de la Tafelspitz (carne al estilo vienés) o el Wiener Schnitzel (escalope vienés) y deleite su paladar con especialidades de temporada. El vino austriaco y la hospitalidad vienesa le harán vivir una velada inolvidable en la Torre del Danubio (previa reserva).

Día 2: Siguiendo las huellas de la época imperial.


En el segundo día es recomendable comenzar el día temprano. Por la mañana, el lugar más hermoso para pasear es el parque del palacio de Schönbrunn. Los pájaros gorjean de los árboles, las ardillas corren a través de los prados y la mayoría de los turistas todavía están sentados en sus hoteles disfrutando del delicioso café matutino. Si el día anterior adquirió el Vienna PASS puede coger la línea amarilla del autobús de Hop-on, hop-off para viajar directamente al Palacio de Schönbrunn. Durante el viaje podrá ver desde el autobús otros lugares de interés de Viena. Una vez que llegue a su destino, olvidará que se encuentra en una gran ciudad. El enorme parque es la mejor prueba de que Viena es una de las grandes ciudades más verdes del mundo.

El Vienna PASS incluye el acceso a la Glorieta, el laberinto, el Museo infantil, el Jardín del Príncipe Heredero y, por supuesto, el Grand Tour por el Palacio. Si ha visitado el palacio y su jardín deberá, en cualquier caso, visitar el zoológico más antiguo del mundo aún existente. El Zoológico de Schönbrunn no solo hace las delicias de los niños, sino también de los adultos. Si se decide a pasar un día en Schönbrunn, nuestro consejo es que almuerce más tarde o bien cene más temprano. El lugar perfecto para ello es el restaurante Brandauer Schlossbräu, de estilo rústico, muy cerca del zoológico.

Una sugerencia más: El propio Mozart actuó en la revitalizada Orangerie de Schönbrunn, por lo que también debería asistir a uno de los conciertos del Palacio de Schönbrunn que forman parte integral de la vida cultural y musical de Viena.

Día 3: Disfrutando Viena.


¿Ha oído hablar mucho sobre el Prater y la Noria de Viena? En ese caso, ahí es donde debería ir durante su 3er día en Viena. La línea azul de los autobuses Hop-on, hop-off le llevará hasta la parada del Prater. La nostálgica Noria es un destino obligado para todo visitante de Viena. Se alza sobre el Prater de Viena desde 1897 y es la atracción más famosa del lugar. Si desea escapar brevemente del ajetreo del parque de atracciones, decídase por un viaje en la Noria, incluido en el Vienna PASS, y disfrute de la vista de la ciudad en un ambiente histórico.

No muy lejos del Prater y solo a unas paradas más con la línea azul de los autobuses Hop-on, hop-off pasará por el museo Kunst Haus Wien. El Kunst Haus Wien le ofrece una visión increíble de los trabajos del excepcional artista Friedensreich Hundertwasser a través del Museo Hundertwasser. Para completar la experiencia, la famosa casa Hundertwasser, a solo unos minutos a pie, sería el colofón perfecto.

Sin embargo, si prefiere visitar el "lado más verde" de Viena, los Bosques de Viena (en alemán "Wienerwald"), deberá dirigirse hacia Kahlenberg. La forma más fácil de llegar es con la línea verde de los autobuses Hop-on, hop-off. Al llegar al Kahlenberg le recibirán unas impresionantes vistas a Viena. Desde aquí recomendamos pasear por los viñedos de la ciudad y olvidarse brevemente del viaje de vuelta a casa. Para ponerle un broche de oro a su viaje, visitar una de las innumerables Heuriger de Viena (auténticas tabernas vienesas) es algo imprescindible, ya que Viena sin sus "Heuriger" sería como Francisco José sin Sisi. Déjese seducir por las delicias de la cocina vienesa y disfrute de sus últimas horas de vacaciones en la ciudad antes de ponerse en marcha hacia el aeropuerto con los autobuses de Vienna Airport Lines o el servicio de taxis de AirportDriver y regresar a su hogar.